Empezar a aprender neerlandés: determine su objetivo

¡Va a aprender neerlandés! Eso está muy bien, pero también puede ser un poco abrumador. ¿Por dónde tiene que empezar?

 

Al igual que con cualquier objetivo que nos fijamos, es útil para trazar un plan antes de empezar. Esto no sólo lo hará más fácil aprender un nuevo idioma, sino también más divertido. Se asegura de que aprendo sólo lo que le hace falta, de la forma que se ajusta a usted.

Empezamos con el primer paso: determinar un objetivo personal. En base a una serie de preguntas, le ayudamos a concretar lo que quiere lograr exactamente y en qué plazo.

 

¿Por qué quiero aprender neerlandés? Determinar un objetivo final.
Hay muchas razones por las que la gente aprende neerlandés: aprobar el examen de integración, porque necesitan neerlandés en su trabajo, porque quieren hablar con el maestro de sus hijos o porque quieren conocer gente holandesa.

 

Con el fin de dar un sentido a su plan de aprender neerlandés, es conveniente que se haga primero estas preguntas:

 

¿Por qué quiero aprender neerlandés?
¿Qué haría ahora si pudiese hablar bien el neerlandés?

 

¿Ha pensado para sí mismo una respuesta o la ha escrito? Muy bien: este es su objetivo final, va a trabajar hasta llegar aquí.

 

Un ejemplo de objetivo final es:

“Quiero aprender neerlandés para encontrar un empleo como dependienta en una tienda. Si supiese hablar neerlandés ahora mismo, solicitaría un empleo en De Bijenkorf.”

 

No importa lo grande o pequeño que sea su objetivo final. Un objetivo como “quiero poder hablar neerlandés con el médico de cabecera” también es bueno. Lo único que importa es que debe ser un objetivo que le gustaría alcanzar. En el siguiente paso concretará su objetivo final.

No importa lo grande o pequeño que sea su objetivo final.

 

¿Qué pasos debo dar para alcanzar mi objetivo final?
El principio ya está hecho. Ahora vamos a concretar el objetivo, dividiéndolo en pasos más pequeños. No es necesario nombrar todos los pasos intermedios necesarios para lograr su objetivo; la lista sería muy larga. Mencione sólo las cosas más importantes que necesita aprender para lograr su objetivo.

 

Un ejemplo de pasos intermedios hacia el objetivo final “Quiero aprender neerlandés para encontrar un empleo como dependienta en una tienda”:

 

  • Obtener el Diploma del Examen oficial NT2 Programa I (Diploma Staatsexamen NT2 Programma I) para demostrar que mi nivel de neerlandés es de nivel B1.
  • Aprender cómo saludar a los clientes y cómo preguntarles si puedo ayudarles.
  • Aprender qué expresiones puedo usar para tratar de forma amistosa con clientes difíciles.
  • Aprender qué expresiones puedo usar para tratar de forma amistosa con clientes difíciles.
  • Ampliar mi vocabulario de todo lo relacionado con ropa y accesorios.

 

¿Ha anotado un par de pasos intermedios? Entonces vamos a hacerlo realidad añadiendo los plazos.

 

¿Cuándo quiero estar listo? Marcar un plazo.
Muchos tenemos una relación de amor-odio con los plazos. Por un lado son obligatorios y rígidos; por otro lado los necesitamos desesperadamente para terminar algo que empezamos. Si nos fijamos un objetivo, es una buena idea establecer una fecha límite. Esto asegura que podemos establecer prioridades, que no nos paramos y que somos más eficaces.

 

Si ha determinado su objetivo y ha identificado sus pasos intermedios, empiece a pensar en una fecha límite. ¿Cuándo desea o necesita haber logrado su objetivo? ¿Va a hacer un examen que ya tiene la fecha fijada? ¿O va a comenzar en un momento establecido una nueva formación? ¿O quiere conseguir su objetivo, por ejemplo, dentro de medio año?

 

Si su fecha límite queda más lejos en el tiempo, probablemente no le ayudará a motivarle en este momento. Por eso, el último paso consiste en pensar en objetivos a corto plazo.

 

Anotar objetivos a corto plazo
Es útil anotar objetivos a corto plazo para cada paso que ha ideado, como parte de su objetivo final. Esto son acciones que deben poder realizarse en un período de tiempo de una semana a tres meses y que deben formularse de forma específica y clara. Por ejemplo:

 

Paso intermedio: ampliar mi vocabulario de todo lo relacionado con ropa y accesorios.
Objetivo a corto plazo: aprenderme de memoria 20 palabras a la semana, que estén relacionadas con la ropa de señora.

 

Paso intermedio: obtener el Diploma del Examen oficial NT2 Programa I (Diploma Staatsexamen NT2 Programma I).
Objetivo a corto plazo: completar en tres meses un entrenamiento de examen para el Examen oficial NT2 Programa I.

 

Paso intermedio: Mejorar mi pronunciación en neerlandés.
Objetivo a corto plazo: Suscribirme en Uitspraaktrainer online (entrenamiento de pronunciación) y practicar 10 minutos cada noche después de comer durante las próximas cuatro semanas.

 

Revise sus objetivos regularmente y cámbielos si es necesario
¿Ha logrado redactarse un objetivo final, pasos intermedios, un plazo y objetivos a corto plazo? Eso es genial, ¡ahora hay un plan! Un último consejo: no olvide revisar regularmente sus objetivos y adaptarlos si su situación ha cambiado. Nada está “beton gegoten” (nada está grabado en piedra, nada es fijo), como se dice en holandés, de modo que está bien cambiar cosas de su plan si es necesario.

No olvide revisar regularmente sus objetivos y adaptarlos si su situación ha cambiado.
Seguir leyendo

Ya ha recorrido un largo camino, ahora sus objetivos están sobre papel. ¡A por el siguiente paso! En el siguiente paso todo gira entorno a usted. Tiene que analizar su situación personal y de qué forma usted aprende mejor. Esto es lo bonito de aprender un nuevo idioma: hay tantas formas diferentes de hacerlo, que siempre habrá una manera que se ajuste a usted.

Continue leyendo